Las 3 gunas, ¿qué son?

¿Qué son las gunas?

Las 3 gunas de la naturaleza ( Sattva, Rajas & Tamas)

Todo el universo, todo el cosmos y el microcosmos del ser humano esta influenciado e impregnado por las tres gunas, las tres cualidades de la naturaleza.

No importa que no sepas de ellas, ni que seas más o menos una persona espiritual o creyente, te vas dar cuenta de estas realidades en tu vida y en tu día a día.

Te voy a contar lo que en realidad son y que es lo que representan las 3 gunas de la naturaleza o gunas de Prakriti (energía).

Comprender en profundidad estos términos y su significado nos permite tener un mayor entendimiento y conexión, de nuestra propia naturaleza interna.

En la filosofía del Yoga, toda la materia del universo brota de la esencia fundamental llamado Prakriti (Energía o Shakti)

Shakti, significa potencia o simplemente energía, la contra parte energética femenina de Shiva. Es el poder femenino, la divinidad femenina, el sagrado femenino. Toda la naturaleza material se le considera femenina, así como en muchas culturas al planeta tierra se le considera madre, en la cultura Védica todo el universo es potencia femenina y por lo tanto nuestra madre. Técnicamente hablando podríamos decir: “La Universa”

A partir de esta esencia etérea nacen las tres gunas (cualidades energéticas de la naturaleza).

Guna es una palabra en sanscrito que significa; cualidad, peculiaridad o atributo.

Estas cualidades están en todo: vibración, energía, materia e inteligencia.

Estas tres gunas son TAMAS (oscuridad, inercia y caos), RAJAS (actividad y pasión) y SATTVA (eseidad y armonía).

La conciencia y la manipulación consciente de las tres gunas son una forma poderosa de enriquecer nuestra vida espiritual y en consecuencia todos nuestros roles y experiencias de vida.

Estos estados como he explicado antes se encuentran en todo, y en las personas también. La alimentación, el ejercicio físico, la meditación, la actitud que tomes en la resolución de problemas, como te relacionas con los demás, como te expresas o como sientes, hará que predomine más una cualidad que otra en ti.

Cualidades de las 3 gunas

A continuación, voy a describir mejor la cualidad y comportamiento de cada guna:

TAMAS: es una cualidad oscura, degrada al alma. Sus aspectos y experiencia más rudas, llevan siempre al sufrimiento. La torpeza, la pereza, el disgusto, el apego la depresión, la impotencia, la duda, la culpa, la vergüenza, el aburrimiento, la adicción, el dolor, la tristeza, la apatía, la confusión, el dolor, la mentira, la locura, el sueño, la dependencia, la ignorancia….

Todas estas cualidades son típicas de tamas, que se caracteriza desde la ignorancia y engaña a todos los seres de sus verdades espirituales.

RAJAS: es un punto de inflexión, en el cual podemos caminar hacia sattva o rendirnos a la ignorancia y el apego y descender a tamas. Rajas tiene un aspecto dual, una cualidad que está en movimiento, en acción, en cambio, es una cualidad activadora.

Las cualidades típicas de rajas son la ira la euforia la preocupación, el miedo, la ansiedad, la irritación, la preocupación, la inquietud, el estrés, el coraje, la determinación y el caos. Este estado se puede utilizar positivamente y actuar activamente con un comportamiento honesto o podemos vivir solo en función de la satisfacción de deseos.

SATTVA: estado de armonía, equilibrio, alegría e inteligencia.

Es una decisión consciente eliminar tamas y dominar rajas. Con ayuda de las prácticas espirituales como la meditación o la práctica del yoga, o el contacto con la naturaleza y la simplicidad/minimalismo, hace posible la liberación.

Las cualidades de sattva son: devoción, felicidad, paz, armonía, bienestar equilibrio, libertad, amor, compasión, ecuanimidad, empatía, no violencia, amabilidad, quietud enfoque autocontrol, plenitud, dicha, alegría, calma, intrepidez, desinterés y gratitud.

 

Sattva, Rajas & Tamas en las personas

La mayoría de las personas tenemos una combinación de las tres cualidades.

Sin embargo, sí que en ciertos momentos puede predominar más una que otra, ya que la mayoría de personas estamos en constante cambio y viviendo diferentes situaciones que nos llevarán a un estado, y con ello a una cualidad que será la que predomine.

Para ello es importante hacer algún tipo de ejercicio de introspección y observación de uno mismo, como la meditación o los retiros en silencio (vipassana) o escribir en una libreta o diario, tus pensamientos, emociones, acciones, deseos y mejoras personales.

Para poder llegar a un equilibrio entre las 3.  

Manejando las gunas

Para reducir tamas:  evita los alimentos grasos, el alcohol, el tabaco, lo alimentos irritantes y la carne.

Intenta no dormir mucho, ni comer en exceso.

El sedentarismo, la inactividad, la pasividad y las situaciones de miedo, también evítalas. Los alimentos tamásicos también incluyen alimentos tratados químicamente, procesados, comida rápida, alimentos refinados y en mal estado.

Para reducir rajas: intenta llevar una dieta vegetariana, evita el estrés y trabajar en exceso, practica el autocontrol en tus emociones (en especial la ira), evita la música que altera el ambiente. Evita pensar demasiado y entrar en el bucle de tener siempre los mismos pensamientos y evita el consumismo (consumo excesivo de bienes materiales). Los alimentos rajásicos incluyen alimentos fritos, alimentos picantes y estimulantes.

Para aumentar sattva: reduce o controla tanto rajas como tamas.

Encuentra actividades que produzcan alegría y rodéate en entornos que te hagan sentir bien y generen pensamientos positivos. Cultiva tu vida espiritual, despierta las cualidades generosas del alma. No te apegues a nada intenta desapegarte de las cosas, las emociones, los pensamientos, las personas y otros seres vivos. Practica la gratitud, la compasión y la inclusión con todas las formas de vida. Recuerda que todo es cíclico y está en constante cambio y movimiento.

Los alimentos sáttvicos: frutas y verduras frescas que crecen por encima del suelo, cereales integrales y legumbres

Todas las prácticas yóguicas se desarrollaron para crear sattva en la mente y el cuerpo. Por lo tanto, practicar yoga y llevar un estilo de vida yóguico cultiva fuertemente sattva.

Aquí te dejo el enlace de un video el cual me gustó mucho la historia que narra.

Te servirá para entender mejor estos conceptos ⇓

You might also enjoy