Meditación para principiantes

Meditación para principiantes

Muchas personas piensan que la meditación es sentarte con las piernas recogidas, cerrar los ojos y estar en algún lugar idílico o sin ruido.

Pues, bien eso no es así.

Puede ser una de las situaciones más favorables para entrar en estado meditativo, pero no es única valida. Puedes meditar sentado, de pie, mientras estas cocinando, mientras practicas yoga o cuando sales a correr.

La cuestión es llevar nuestra atención y concentración a todo lo que suceda dentro de nosotros:  PRESENCIA.

Pensamientos

La mente esta contantemente con pensamientos pasando por ella.  Pasan alrededor de unos 60.000 pensamientos al día.

Guao, son muchísimos, verdad. En el libro “El placebo eres tú” de Joe Dispenza, (link libros) habla sobre esto, dice que los seres humanos somos seres de costumbres y que de estos 60.000 o incluso 70.000 pensamientos diarios un 90 por ciento de estos pensamientos son exactamente los mismos que los del día anterior.

Los humanos estamos dando vueltas a un tema constantemente, con los mismo pensamientos día tras día, y dependiendo de la naturaleza de estos, pueden ser negativos o positivos.

No es necesario decir que los pensamientos positivos te harán bien y los negativos generan en ti estrés, ansiedad, miedo, paranoia, o irritabilidad.

Además, que tener los mismos pensamientos siempre nos lleva a tomar las mismas decisiones y a ir por la vida en piloto automático.

¿Cómo gestionar los pensamientos?

La meditación es una herramienta muy poderosa para poder controlar los pensamientos.

No es algo que se puede obtener en un día, es algo que, con trabajo y constancia, se pueden conseguir grandes beneficios como calmar el estrés, calmar la mente, reducir el insomnio, mejorar la concentración y generar momentos de bienestar y paz mental.

Cuando empiezas a notar en ti, estos beneficios, es cuando realmente la práctica se vuelve maravillosa y te engancha queriendo más y más.

“Tenía realmente una herramienta poderosa para trabajar en mí y llegar más fácilmente a esos estados que tanto anhelaba en mi vida, llenos de calma y paz. Las primeras veces eran atisbos pasajeros de apenas unos segundos. Era una maravilla. Por eso decidí seguir practicándolo en cada cosa que hacía, aparte de seguir mi practica meditativa según me habían enseñado en el curso” “Libro Maitri: Amarse, mi camino hacia la felicidad” Patricia Marín Martínez

¿Cómo empiezo a meditar?

La verdad no existe una formula única, ni unos pasos a seguir, que si no se hacen siguiendo un orden no funcionaran

Cada persona es un mundo y habrá cosas que le funcionen a unas y a otras no.

Lo importante más allá de “saber meditar” es “querer meditar”, estar dispuesto o dispuesta a realizar esta práctica y a llevarla a cabo semanalmente en tu vida. Quizás algún día no podrás meditar, aunque es recomendable meditar todos los días, ya sean 5 minutos, pero no pasa nada si un día no has podido meditar, lo que si es necesario es meditar 4 o 5 veces por semana para poder crear en ti este hábito meditativo.

Puedes meditar escuchando un mantra y repitiéndolo, puedes meditar en la playa o en la cala si la tienes cerca, puedes meditar en casa, puedes simplemente cerrar los ojos, sentarte y meditar unos segundos, o puedes estar en silencio preparándote el desayuno y comiéndote ese desayuno en silencio, mientras meditas.

Es cierto que si estas iniciándote en este practica lo más recomendable, es que busques un lugar tranquilo, te sientes y cierres los ojos mientras meditas y con el tiempo llevar esta práctica a tus quehaceres diarios, aunque siempre está bien mezclar la meditación de quietud, es decir mientras te mantienes en un lugar quieto o quieta, cerrando los ojos y dedicándote ese tiempo a ti a tu meditación diaria y la meditación de estar complemente en silencio pero en movimiento, cocinando o limpiando la casa. Lo importante es intentar llevar tu atención plena a tus sensaciones a lo largo del día, para así poder mejorarlas y transformarlas o simplemente identificarlas y observarlas.

Para terminar, te dejo unos consejos para empezar con tu practica meditativa:

  • Levántate temprano lávate la cara, vístete con ropa cómoda o deportiva y medita en algún lugar tranquilo de tu casa.
  • Si no te apetece meditar en casa, elige un lugar a fuera donde quieras meditar.
  • Intenta hacer las meditaciones por las mañanas, el día comienza de otro color meditando.
  • Busca una posición cómoda, ya sea sentado y con la espalda estirada, manos en las rodillas, estirado en el suelo o de pie (es preferible las dos primeras opciones ya que tendrás que estar un tiempo meditando y la atención la tenemos que poner en la práctica y no despistarnos en la postura corporal) y cierra los ojos.
  • Cronométrate cuando tiempo estas meditando e intenta cada día ir hacer un poco más
  • Otra forma de cronometrar el tiempo que estas meditando es poniéndote un mantra y meditar hasta la terminación de este (te dejo aquí un link sobre mantras y malas)
  • Si lo prefieres puedes ponerte una meditación guiada, puedes encontrarlas en internet o puedes profundizar más en el tema y hacer un curso de meditación en Talleres – Tribu Pranayama donde recibirás material por correo y puedes guardarte las meditaciones guiadas en el formato que prefieras.

"Meditar te permite desarrollar y manifestar espontáneamente en el diario vivir comportamientos tan humanos como la compasión, el amor , la tolerancia, la paciencia, la serenidad y la comprensión. Lo que hace que te conviertas en un instrumento de paz. Meditar te humaniza. Anónimo.

You might also enjoy